Inicio
Sobre Nosotros
Artículo del Mes
Coma Saludable
Psicología Vital

Otros artículos:
 

PSCICOLOGIA VITAL

Comedores Compulsivos: "Comer…. ¿Placer o tortura?”

Msc Nicole Tinoco G.
Psicóloga Clínica. Especialista en Trastornos Alimenticios

El comer compulsivamente es uno de los trastornos de la conducta alimentaria y una enfermedad crónica, que está muy relacionada con la depresión, los miedos y fobias y conduce a problemas de salud. Afecta sobre todo a personas con obesidad que siguen dietas por largos periodos, pero no descarta a personas que tienen un peso normal.  Se presenta más en mujeres que en hombres y mucho más en personas jóvenes.

Esta enfermedad se diferente a la bulimia, porque en este padecimiento no se induce el vómito, ni se toman laxantes, ni diuréticos.

Muchos de nosotros alguna vez hemos tenido un famoso “atracón” de comida, pero eso no quiere decir que seamos comedores compulsivos. Para que se pueda denominar a una persona como comedor compulsivo se tiene que encontrar varias situaciones como:

 
  • Episodios frecuentes de atracones de comida (comilonas)
  • No poder controlar la cantidad de lo que uno come
  • Obsesión por la comida y el peso, y por comenzar dietas que rompen fácilmente en poco tiempo
  • Comer muy rápido a pesar de no tener hambre
  • Síndrome del efecto yoyo (subir y bajar de peso continuamente)
  • Comer solo

  • Muchas veces, el comer compulsivamente sucede cuando la persona no puede controlar una emoción negativa y su ansiedad aumenta, lo que ocasiona un problema metabólico que se convierte en un círculo vicioso: come, se angustia, come, se angustia….

    Otros síntomas frecuentes de personas que padecen este tipo de trastorno son:

     
  • La ansiedad que genera la posibilidad de estar gorda (o más gorda) y la búsqueda continua de la delgadez son los centros sobre los que giran las vidas de estos pacientes.
  • Baja autoestima, perfeccionistas y exigentes
  • Tendencia a la impulsividad (pobre control de impulsos)
  • Utilizan el alimento como una forma de calmar las situaciones que les son difíciles de sobrellevar
  • Tristeza, sentimientos de vacío y depresión recurrentes
  • Ansiedad, nerviosismo, intranquilidad
  • Miedo e inseguridad personal sobre la imagen corporal (distorsión en la percepción de la imagen corporal)
  • Frecuentes sentimientos de culpa, vergüenza, y enojo contra sí mismo
  • Insomnio e irritabilidad
  • Aislamiento social, el cual intentan calmar con la comida
  •  

    La ingesta compulsiva es un problema que afecta de forma integral a quienes la padecen, ya que no solamente ocasiona diversos problemas fisiológicos, sino también muchos problemas emocionales y sociales.

     

    Tratamiento

    El comer compulsivamente no es un problema de actitud o de falta de fuerza de voluntad, por lo que no se corrige "echándole ganas" o con esfuerzos voluntarios. Las personas que padecen esta enfermedad suelen sufrir en forma importante al sentir que no hay control sobre su forma de comer.

    Por lo tanto, es importante reconocer el problema y buscar ayuda profesional. La meta nunca debe ser bajar de peso, sino corregir las causas que llevan a la persona a comer más.

    Al seguir únicamente una dieta, los resultados no son muy halagadores ya que vuelven a subir de peso fácilmente. Es por eso que es tan importante:

    • Iniciar un plan de alimentación con ayuda de un profesional en nutrición.
    • Trabajar intensivamente la parte psicológica (depresión, miedos, control de la ansiedad y de emociones negativas, obsesiones o ideas fijas, estrés, autoestima, imagen corporal, entre otros.)

     

    Tratamientos Artículo del Mes Saladmaster
    Copyright 2004 Equilibrio Vital, San José, Costa Rica, CA. Todos los derechos reservados.
     
    Pixel Armada Diseņo Web